miércoles, 29 de diciembre de 2010

La Cruz de la Victoria, su accidentada historia desde Don Pelayo (1ª Parte)

 
Cuenta la leyenda que cuando el Rey Don Pelayo comandaba a las tropas cristianas en Cangas de Onís, se dio cuenta de que no tenía estandarte ni bandera pues el pendón rojo de los Visigodos había sido apresado por los musulmanes en Jerez.

Fue entonces cuando San Antonio Anacoreta se acercó a Pelayo y le ofreció una tosca cruz de roble diciéndole:
«He aquí la señal de la victoria».

Pelayo besó la cruz y la enarboló con la diestra diciendo

«Esta será desde hoy mi divisa y mi bandera»

y como en otro tiempo había hecho el emperador Constantino por divino mandato, comenzó la Reconquista de España.
 
(Don Pelayo fue el primer monarca del reino de Asturias, que rigió hasta su muerte. Frenó la expansión de los musulmanes hacia el norte, comenzó la Reconquista y se le ha considerado tradicionalmente como el fundador del reino de Asturias. Esta escultura de Don Pelayo está en Covadonga)
 
Se considera la Cruz de la Victoria a la insignia de madera que Pelayo utilizó como estandarte en la Batalla de Covadonga. Posteriormente sería guardada por su hijo Favila en una iglesia de Cangas de Onís, primera capital del reino, dedicada a la Vera Cruz, porque en su centro contenía un relicario con un fragmento de la Lignum Crucis es decir la Cruz en la que se crucificó a Cristo. La Cruz de la Victoria constituiría, por lo tanto, el primer vestigio del culto a la vera cruz en el Reino de Oviedo, fechado por la inscripción levantada por Favila y su mujer Froiluba en el año 737.

Posteriormente sería engalanada con oro y piedras preciosas y trasladada por donación a la Catedral de San Salvador de Oviedo por el rey Alfonso III el Magno y por su esposa, la reina Jimena de Asturias, en el año 908. Según consta en una inscripción colocada en el reverso de la cruz, fue realizada en el castillo de Gauzón (cuyo emplazamiento aún es discutido por diversos historiadores). Se la considera la joya más valiosa de la Alta Edad Media española. 
 
(Cruz de la Victoria, impresionante joya medieval, a pesar de todos  los avatares que ha sufrido actualmente luce un magnífico aspecto. Merece la pena pinchar sobre la foto para verla ampliada y admirar su belleza)

Dice la tradición que la cruz de madera que se encuentra en el interior de la Cruz de oro y piedras preciosas fue la que el rey don Pelayo enarboló en la batalla de Covadonga, librada en el año 722, en la que las tropas asturianas derrotaron a las musulmanas. 
 
No obstante, dicha tradición, que no fue recogida por los eruditos hasta el siglo XVI, ha sido desmentida recientemente por los arqueólogos César García de Castro Valdés y Alejandro García-Álvarez del Busto, que han demostrado, basándose en la prueba del Carbono 14, que la cruz de madera que se encuentra en el interior de la Cruz de la Victoria procede de un árbol talado durante el reinado de Alfonso III el Magno, y no de la época de don Pelayo, primer rey de Asturias. Es posible que esta sustituyera a otra anterior de madera que efectivamente fuera la que enarbolara Pelayo, pero eso ya queda oculto en las brumas de la historia.

El caso es que Oviedo y su reliquia se convirtieron en paso obligado para los peregrinos que recorrían el Camino de Santiago por el Norte de España. Tanto es así que los peregrinos franceses solían cantar :

Qui a esté à Sainct Jacques
et n'esté à Sainct Salvateur,
a visité le serviteur
et a laissé le seigneur.

Que viene a decir : "Quien va Santiago y no a San Salvador, visita al criado dejando al Señor"
  

(Catedral de San Salvador de Oviedo, de estilo fundamentalmente gótico. Es conocida también como Sancta Ovetensis, refiriéndose a la calidad y cantidad de las reliquias que contiene. Comenzó a edificarse a finales del siglo XIII por la sala capitular y el claustro, y su construcción se prolongó durante tres siglos hasta el remate de la torre a mediados del siglo XVI. Posteriormente se añadiría una girola en el siglo XVII además de diversas capillas anexas a las naves laterales.)

Ya en el Libro Becerro de la Catedral de Oviedo de 1385 se señalaba que en la Cruz de la Victoria había tantas piedras preciosas como las que había perdido, y para rematar la faena en 1934, durante la Revolución de Asturias, la Cámara Santa de Oviedo fue dinamitada por los revolucionarios, y las reliquias y objetos allí conservados, incluidas la Cruz de los Ángeles, el Arca Santa y la Caja de las Ágatas, sufrieron graves desperfectos y hubieron de ser restauradas en 1942 por el prestigioso arqueólogo Manuel Gómez Moreno, aunque la Cruz de la Victoria apenas sufrió daños.
 
No obstante, la restauración de 1942 (gracias a las donaciones populares que permitieron la adquisición y restauración), a la que también fue sometida la Cruz de la Victoria, ha sido considerada por diversos historiadores como una violación de los principios arqueológicos, artísticos e históricos, pues en algunos casos los daños fueron reparados sin tomar precauciones que permitieran posteriormente diferenciar los elementos originales de los añadidos. En 1971 se colocan esmaltes nuevos por obra del orfebre alemán Werner Henneberger, aunque tampoco se tuvo demasiado en cuenta el diseño original.
 
 
 (Desastroso estado en que quedó la Catedral tras la Revolución del 34 en Oviedo, milagrosamente las reliquias no desaparecieron ni sufrieron grandes daños. La foto ha sido extraidda del siguiente blog  :  http://abelgalois.blogspot.com/)
 
Dice la crónica que lo que no hizo ni la dinamita del 34 ni el paso de los siglos lo hizo un ladrón que se dedicaba a robar los cepillos de las iglesias. La mañana del 9 de agosto de 1977, apareció la cámara del tesoro saqueada y lo que no se habían llevado estaba medio destrozado y tirado por el suelo. Los vecinos creían que se trataba de "una pérdida prácticamente irreparable" y el mayor temor era que se hubieran machacado e incluso fundido gran parte del tesoro. Y en la mente de todos, la labor de la Policía  (con la que colaboraba la Guardia Civil, el Cabildo y media España) que tenía la misión de ser "rápida, eficaz y, por un milagro, dar con los símbolos" porque Asturias no lo era tanto sin ellos. Era más el valor sentimental y además el presidente de Amigos de la Catedral, Ramón Cabanilles, comentó que "no alcanzaría grandes precios en el mercado libre".

El ladrón, parece que después de sortear las deficientes medidas de seguridad del templo, desguazó en la misma cámara santa todos sus tesoros y se llevó piedras, ágatas, camafeos y el oro. Sólo dejó el alma de madera de la Cruz de la Victoria y la Caja de las Agatas, desprovistas ambas totalmente de joyas.
 
No ha terminado aquí la historia de esta emblemática joya, la veremos en la segunda parte.......(Countinuará)

17 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Monsieur, me encanta esta historia, no podía ser de otro modo. La esperaba con ilusion desde que usted me anunció su proyecto :)
Por supuesto, la cruz no es de la epoca de Pelayo, qué le vamos a hacer. Pero con la antigüedad que tiene ya nos sirve.
Lo del robo fue tremendo. Resulta espeluznante ver las pocas medidas de seguridad con las que se custodia patrimonio tan importante.
Veremos qué más nos cuenta usted, monsieur.

Buenas noches

Bisous

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

Interesante historia la de esta cruz, uno de los mayores símbolos de España...mi padre siempre tiene un dicho que dice así: "Sólo Asturias es España y lo demás es tierra conquistada"...o reconquistada...

Un saludo.

Jose dijo...

Un estupendo repaso el que le estás dando a la historia de la Cruz de la Victoria, uno de los símbolos más importantes o, mejor dicho, el más importante del Principado; uno, además, al amparo del cual, no en vano y de algún modo, España renació de sus cenizas... Me parece que ya he hecho referencia a la misma en mi espacio en dos ocasiones, la primera, creo recordar, cuando hablé del Santo Sudario, también atesorado en la Cámara Santa ovetense; y, en segundo lugar, cuando lo hice de la Junta Central instalada en 1810 en el Real Alcázar de Sevilla, en cuya puerta principal, la del León, aparece enarbolada por este heráldico felino. En cualquier caso, habrá más ocasiones en el futuro..., después de leerte, sin duda, con mucho mayor conocimiento de causa...

En cuanto a lo de Frankfurt, bueno, todo es básicamente cierto, aunque al mismo tiempo se trata de eso, de una inocentada, ya mi paso por dicha ciudad, obligado paso efectivamente por ciertas circunstancias, tan sólo durará unas horas... ; )

Que tengas una muy feliz velada, Pedro. Una gozada pasar por aquí...

Un abrazo.

PACO HIDALGO dijo...

Muy oportuna tu entrada, ya que ahora iniciamos un nuevo año, nos haces una estupenda disección de lo que fue el origen de la España actual, allá por las montañas asturianas y bajo el signo de la Cruz de la Victoria (en directo gana mucho más). Hay que ver la importancia histórica que tuvo la batalla de Covadonga, cuando no fue más que unos cuantos hombres desde lo alto tirando piedras a los musulmanes que pasaban por el desfiladero.
Te deseo un año nuevo con mucha salud, con mucha paz y con muchas ganas de contar historias de la historia. Un cordial abrazo.

Retablo de la Vida Antigua dijo...

La verdad es que lo del carbono 14 produce cierto desencanto pero que el árbol sea de los tiempos de Alfonso III impresiona y mucho.

Un saludo y gracias por su interesante entrada.

JOSE EDUARDO DE VICENTE GARCIA dijo...

Desconocía totalmente esta historia de la Cruz por otra parte bellísima foto de la reliquia e impresionante la torre de la catedral de Oviedo.

Cordial saludo.

Annick dijo...

¿ No hubiera sido mejor seguir admirando ( por lo que significo ) la cruz de la Victoria tal como la arbolaba Don Pelayo, con toda humildad , y no con tantas joyas ?

La historia de este magnifico primer rey de Asturias siempre me ha fascinado .

Saludos desde Málaga.

CarmenBéjar dijo...

Las joyas de la catedral de Oviedo y el mismo templo que las contiene, que podría ser considerado su joyero, son impresionantes en su conjunto. La cruz de las Victorias no lo es menos. Me sorprendió ver en la Cámara Santa dos cruces prácticamente iguales, una más pequeña que la otra, y no llegué a saber cuál de las dos era el símbolo de Asturias.

Después de leída tu entrada me parece imposible que un ladrón de tres al cuarto pudiese hacer semejante barrabasada. Aunque esto se produjo en 1977 ahora no podríamos poner la mano en el fuego de que no se produzcan desastres semejantes.

Saludos

Pedro de Mingo dijo...

@Madame, una promesa es una promesa así que aquí está la entrada que continua a la que usted hizo en su día y que tanto me gustó. Lo cierto es que tenía ganas de comentar sobre esta joya de nuestra historia, desde que la vi en la Catedral de Oviedo me dejó impresionado, casi tanto como la belleza de aquella tierra.
Un saludo y como siempre gracias por sus comentarios.

@Carolus, esa frase que usted me comenta la escuché allí en Asturias la primera vez que fui. Parece un poco chocante, pero si se para uno a pensarlo se da cuenta de que es cierta al 100%.
Un saludo, amigo :-)

@Jose, lo del Santo Sudario que se guarda junto con esta Cruz, es impresionante, parece que por las pruebas de ADN que se le han hecho, coincide con que pertenece a la misma persona que estuvo envuelta en la Sábana Santa de Turín. Esto sin duda te hace pensar y llegar a muchas conclusiones ¿no le parece?
Un día tengo que publicar algo sobre este Santo Sudario, muy poco conocido y una auténtica joya.
Gracias por su visita :-.)

@Paco, gracias por sus deseos para el año que viene, le deseo lo mismo a usted. Por otra parte coincido con que es un símbolo del renacimiento de España. En la segunda parte verá que muchas veces se invocaba al poder de esta reliquia frente a los invasores o desgracias varias que se cernían sobre nuestro país. ¿Tendremos que peregrinar hasta Oviedo para pedirle de nuevo que nos saque de este hoyo?
Reciba un cordial saludo.

@Retablo de la Vida Antigua, las pruebas del carbono 14 son bastante concluyentes, pero tenga en cuenta que el periodo entre Pelayo y Alfonso III es muy pequeño y no se puede afirmar al 100% que no sea la auténtica Cruz que llevó Don Pelayo. De todas formas no se pierda la segunda parte, hay teorías sobre la madera de esta reliquia bastante escalofriantes y que no creo sean de su agrado, como tampoco lo fueron del mio :-(
Un cordial saludo.

@Jose Eduardo, gracias por sus palabras, yo tampoco la conocía hasta que visité Asturias hace tiempo y me informé sobre el enorme y valiosísimo tesoro que oculta su catedral, que por otra parte es una joya en si misma. Si tiene oportunidad visite Asturias, quedará impresionado.
Un saludo :-)

@Annick, quizá tenga usted razón, pero en la Edad Media y posteriormente siempre se engalanaron las reliquias con infinidad de riquezas. De esta manera tenemos una gran joya no sólo por lo que lleva dentro (un trozo del Lignum Crucis) sino también por todo lo que rodea la reliquia, una pieza única del arte medieval de una belleza sorprendente.
Un saludo y gracias por tu comentario :-)

@CarmenBéjar, la Cruz a la que se refiere, es la Cruz de los Angeles, otra joya de incalculable valor que también ha tenido una historia de lo más peculiar. La verdad es que como bien comenta, todo el entorno es una joya en si mismo, lástima de guerras, robos y demás desgracias que afectaron en mayor o menor medida al patrimonio de Oviedo. Afortunadamente todavía hoy podemos disfrutar de aquellas maravillas.
Gracias por su visita Carmen.

Manuel dijo...

Feliz 2011 Pedro

Todo lo mejor para el 2011

El sábado regreso

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Viendo como quedó la catedral tras es asalto durante la revolución sí que resulta milagroso que no se perdiera el tesoro. Oí decir que incluso durante muchos años en la fachada del templo aún se podían apreciar las heridas causadas por la metralla. Me ha gustado muchísimo este artículo y veo que podré seguir disfrutándolo en una segunda parte. Un abrazo.

Anjana dijo...

....……(¯`O´¯)..........
…..……*./ | \ .*..........*♥♫ Que el 2011 * *♫♫
......…...*♫•*....................................................
………...*•♥•*...............**♫ esté repleto...♫**
…….....*♥♫♥*'................♫ de risas....♫
… ....*♥•♦♫••♥* .............♥ emociones...♥
........*♥☺♥☺♥* ........ ♫♥....y....♫♠
......*♥•♥#♠♥#♥•* '............................................
.....*♥♫♥♥♫♥♥♫♥* '........♫♥ momentos inolvidables.....!!♥♫
...*♥♥☺♥♫♥♫♥☺♥*'...........................................
..*♥♥♣♫♥♣♥♥♣♥♫♥*'.........................................
'*♥♥♣♥♫♥♥♫♥♥♫ ♥♥*'..... ♫♥ ¡¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!♥♫
.............╬╬╬.................................................

Jose dijo...

Pedro, lo del Santo Sudario me parece fantástico, no te digo más...

En fin, tan sólo pasaba para desearos a ti y los tuyos tengáis una maravillosa salida de año y una mejor, si cabe, entrada en el que estamos a punto de estrenar. Salud, amor, paz y prosperidad para todos vosotros..., para que afronteís y disfrutéis 2011 como debe ser...

Recibe un fuerte y cálido abrazo

Pedro de Mingo dijo...

@Manuel, muchas gracias, te deseo lo mismo. Que el nuevo año te traiga todos los deseos que pediste en el que se va.
Un saludo.

@desdelaterraza-viajaralahistoria, sólo he publicado una de las imágenes de cómo quedó Oviedo en general y es impresionante, debajo de la foto pongo el enlace del blog de donde la saqué, te recomiendo que le eches un ojo.
Un saludo y espero que te guste la segunda parte cuando la termine :-)

@Anjana, qué forma tan original de felicitar las fiestas, me ha encantado :-)))
Muchas gracias por tu visita, espero verte más a menudo por aquí.

Pedro de Mingo dijo...

@Jose, muchas gracias por tus deseos. Ojalá que el año que entra sea mejor en todo para todos, que falta nos hace.
Lo del Santo Sudario es impresionante, sobretodo por lo que nos dijeron del ADN. Lo mismo un día me pongo a investigar un poco y preparo una entrada.
Un fuerte abrazo amigo Jose.

Anónimo dijo...

Soy asturiana y me maravilla la historia que tenemos.Estoy lejos pero cerca con mí corazón.Una maravilla sí se distinguen bien las dos cruces , no hay duda...

Sombrero Amarillo dijo...

Hola somos Francisco y Henry desde Chile, interesante conocer la historia de nuestros antepasados.
Aquí en nuestro país, hay muchos frutos de la gran tradición asturiana.
Es así como en el 2008 se celebró con especial énfasis el aniversario 1.100 de la Cruz de la Victoria.
Les dejamos un enlace del programa de las actividades y afiches que hicimos para la ocasión...
(Aún estamos construyendo nuestra nueva página, así es que les pedimos disculpas por si aún permanecen algunas fotos repetidas, es que no queríamos demorar estos recuerdos...)

Saludos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...