lunes, 22 de noviembre de 2010

La Contra Armada Invencible de Inglaterra, Cap. 2º La Resistencia

¡A las murallas!

Conocida la situación en que se hallaba La Coruña, desde muy diversos puntos de Galicia se aprestaron a enviar ayuda. Los primeros 1.400 hombres llegaron desde San Saturnino y Betanzos y se encargaron de impedir los constantes intentos ingleses de desembarcar tropas en diversos puntos de la costa.

En el mismo sábado llegaron dos compañías de asturianos que enviaba desde Santiago el conde de Altamira y que junto a tres compañías de aguerridos soldados enviadas por don Francisco de Menchaca, señor de Cayón, sumaron 2.400 hombres a los que dedicaron a hostigar al enemigo desde el monte de Arcas así eran vistos desde la Ciudad Alta y transmitían a partes iguales esperanza a los sitiados e inquietud al sitiador.

Mientras los defensores permanecían en guardia constante sobre las murallas, atentos a cualquier intento de asalto por parte del enemigo, al tiempo que repelían los persistentes ataques. Vieron como intentaban subir un esmeril (pequeño cañón) al campanario del convento pero los defensores desde las murallas dispararon volando parte del campanario. También observaron los trabajos de zapa de los ingleses para minar el cubo de la muralla, sin poder hacer nada más que esperar, pues muy lejos les quedaba la boca-mina.

La lucha que era encarnizada en casi la totalidad del perímetro, cesaba un poco por las noches cuando los ingleses aprovechaban para aumentar sus trabajos de zapa intentando que la mina llegase lo antes posible al pie de la muralla y una vez allí acarrear ingente cantidad de pólvora que hiciese volar el cubo por los aires abriendo una irreparable brecha en el cerramiento de la Ciudad para que los ingleses entrasen a sus anchas.

En la organizada defensa de la Ciudad las mujeres fueron, en principio, las encargadas de entregar agua y comida a todos los defensores a fin de que estos no abandonasen sus puestos ni un instante; puntualmente asistir a los heridos y trasladar a los muertos. Días más tarde serían ellas las que suministrarían pólvora, cuerda y proyectiles que ya empezaban a escasear por lo que acabaron fabricándolos con todo lo que fuese metálico.

(Cañones sobre la muralla de La Coruña, fueron fundamentales para mantener alejados a los ingleses y evitar un desembarco de todos sus efectivos)

Además de este trajín se encargaban de reforzar el perímetro por el interior y terraplenar los cubos huecos consiguiendo así una solidez que las murallas no tenían lo que permitió plantar sobre ellas piezas de artillería. Los niños y los ancianos con movilidad estaban en permanente ayuda y realizaron trabajos como el de acarrear desde las lonjas que estaban arrimadas al exterior del muro todo el bizcocho que allí se guardaba (destinado como alimento a la despensa de los buques que se hacían a la mar) y cuando no pudieron acarrear más por ser sorprendidos por el enemigo incendiaron las lonjas con su contenido para no caer en manos de los ingleses.

 
(Ataque de los ingleses a la Pescadería el 5 de Mayo de 1589, pedestal del monumento en la plaza de María Pita.)

El domingo al final de una de las fuertes refriegas los ingleses tocaron a tambor de plática para parlamentar. El emisario anunció :

"los Generales pedían esta ciudad para el Reino de Inglaterra y que entregándosela usarían de Clemencia, no mirando la afrenta que el año antes le había querido hacer nuestra Armada (…) y que si así no fuese usarían todo el rigor de la guerra y aunque estuviese dentro todo el poder de España la habían de tomar dentro de dos días."

El Voto

En la noche del ocho de mayo se reúne un grupo representativo de los ciudadanos coruñeses (sin la presencia de autoridades) que acuerdan firmar su famoso Voto, su promesa particular en la que solicitan la protección de la Virgen del Rosario para que las hordas inglesas no logren adueñarse de la ciudad. Una vez firmado el documento, los firmantes se volvieron a sus puestos de defensa en la muralla. La promesa consistía en celebrar anualmente una fiesta en honor de la Virgen del Rosario, dotar a quince doncellas con veinte ducados a cada una, atender a los pobres de la ciudad y hacer una procesión conmemorativa.*

(*) Obligaba sólo a quienes lo formularon entonces y a quienes, en lo sucesivo, lo asumieran; tenía carácter penitencial, solemne y procesional.
Se celebró inicialmente en la Iglesia de Santiago y posteriormente, durante 130 años ininterrumpidos, en la de San Jorge.
A partir del año 1969 se decidió trasladar la Función del Voto a la iglesia de Santo Domingo donde la Cofradía de la Virgen lo vino celebrando.
Actualmente se ha recuperado el Voto “oficial” con una misa solemne de acción de gracias (auspiciada por la Corporación Municipal y celebrada por el Arzobispo) el domingo más próximo posible al 19 de mayo.


Se recrudece la batalla. Protagonismo de las mujeres.

La tarde del día 11 los sitiadores lanzan un masivo y elaborado ataque con escalas en la zona de Puerta Real, y tras demorado combate son rechazados. Esta victoria eleva la moral de los sitiados y lo celebran con cánticos que los ingleses oyen desde sus emplazamientos. Sin embargo los zapadores avanzaban y el túnel progresaba por el subsuelo hacia la muralla. El día 12 hacen explotar una tremenda carga, pero se habían quedado cortos en sus mediciones y apenas hicieron daños en la muralla.

(Tras las numerosas bajas sufridas, las mujeres tuvieron un protagonismo importantísimo en la defensa de la ciudad)

A las seis de la tarde del día 14 los ingleses, esta vez si, consiguen llegar hasta la muralla y consiguen hacer estallar la pólvora, pero gracias al apuntalamiento hecho por las mujeres, esta revienta hacia el exterior desplomándose sobre los atacantes, sepultando a más de 300 hombres de la vanguardia inglesa. Sin embargo se había conseguido hacer una brecha en la muralla, el enemigo tenía la puerta abierta......(Continuará)

4 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Me ha encantado porque nunca habia leido un relato tan detallado de aquellas jornadas. Ademas me gustan las historias con participacion femenina :)

Ha sido un balsamo despues de la tarde agitada que llevo. Muchas gracias por el relato. Espero la continuación.

Buenas noches

bisous

Pedro de Mingo dijo...

Gracias a usted de nuevo por pasarse por aquí. Comprendo perfectamente su "tarde agitada" y me alegra que la lectura de esta segunda parte le haya gustado.
Un saludo Madame.

CarmenBéjar dijo...

Acabo de llegar a su blog desde el de Reyes, dioses y héroes y, si me permite, he he hecho su seguidora. A partir de ahora me encontrará por aquí de vez en cuando,dejando algún comentario que otro, jeje

¡Ah, por cierto! También tengo yo un blog de Historia, en este caso dedicado a Béjar. Espero que le guste.

Saludos

Pedro de Mingo dijo...

Carmen, bienvenida a España Eterna es un placer tenerte entre mis seguidiores sobretodo si es a través de REYES, DIOSES Y HÉROES. Espero que los contenidos que voy publicando sean de tu agrado, cualquier sugerencia o participación será siempre bienvenida.
En cuanto a tu blog, no dudes que me pasaré por él y le echaré un vistazo.

Muchas gracias y un saludo :-)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...