sábado, 6 de noviembre de 2010

La primera Reina de España, Juana "La Loca" (1ª Parte)

Cuentan que Juana I de Castilla (tercera hija de los Reyes Católicos y a quien la historia conoce como "Juana, la Loca") nació el 6 de noviembre de 1479, en el castillo de Cifuentes de Toledo. Fue bautizada, presumiblemente en la Iglesia del Salvador, en dicha ciudad, y uno de sus padrinos, fue un Álvarez de Toledo (¿tal vez fue el primer Duque de Alba, devotísimo de sus católicas majestades?). Otros comentarios dicen que ese dato se perdió para siempre en la historia de Juana, como se perdieron sus joyas, porque un incendio en 1853 arrasó los archivos de la iglesia donde se cree fue bautizada.

(Retrato de juventud de Juana)

Juana de Trastámara, hija de reyes, madre de un emperador, heredera de un imperio, mantuvo los títulos hasta su muerte aunque pasó sus últimos años encerrada en un castillo apartada del poder y del mundo, Juana I, la primera reina de España como tal ¿cuál fue su historia? ¿qué acontecimientos la llevaron a tal situación? ¿realmente se mereció el apelativo de "La loca"?

Juana, como hija de los Reyes Católicos Isabel y Fernando, recibió una esmerada educación de la mano de Beatriz Galindo "La Latina", que había sido también la maestra de su madre. Le enseñó latín y francés, así como el manejo de varios instrumentos de música. 

Pronto se manifestó en Juana una vena mística que ella pretendió encauzar haciéndose monja. Pero sus padres tenían otro objetivo para la atractiva Juana y cuando cumplió 16 años fue concertada su boda con el archiduque Felipe de Austria, hijo de Maximiliano I y María de Borgoña, conocido por el sobrenombre de El Hermoso.

 
(Felipe I de Habsburgo)

Este enlace tenía un objetivo claro, cercar al pais vecino y enemigo, Francia. De esta manera la jóven princesa embarcó en Laredo el 22 de agosto de 1496, con una flota de 120 barcos y 15000 soldados para casarse con el archiduque. Fue un viaje accidentado por los temporales, tanto es así que el barco donde llevaba sus joyas y ajuar de boda se hundió en una cruenta tormenta.

La boda se celebró en Lille el 21 de agosto de 1496, prematuramente y saltándose el protocolo establecido, ya que ambos cónyuges sintieron una mutua atracción nada más verse, y desearon consumar el matrimonio cuanto antes.

Sin ambargo, Felipe, acostumbrado a llevar una vida libertina, no comulgaba con la personalidad de Juana, educada en la castidad y el temor a Dios, continuó con sus correrías y aventuras con diversas damas, lo que hizo enfurecer repetidamente a la princesa Juana. Se dice que este es uno de los motivos por el que llegaría a perder la razón. Fueron diversos los enfrentamientos de ambos esposos así como sus temporales separaciones. Sin embargo la unión sería fructífera, llegaron a tener seis hijos.

 (Danza, miniatura del Meister des Rosenromans. Felipe era muy aficionado a las fiestas y la danza)

Hacia 1498 se describe ya la peculiar conducta de la reina Juana, el desinterés por sus obligaciones, la falta de afectividad en sus actos. Durante su primer embarazo, esta frialdad emocional se acentúa. Según su confesor, "tiene duro el corazón, crudo y sin piedad." El primer fruto fue una niña llamada Leonor (como nuestra actual infanta) que al igual que su madre serviría para enlazar con diferentes casas reales pues llegaría a casarse con el rey Manuel I de Portugal y tras quedarse viuda, contraerá matrimonio con Francisco I de Francia.

 (Leonor, reina de Portugal y de Francia, hija primogénita de Felipe y Juana)

Felipe continuará con sus infidelidades y Juana que ve como ni siquiera su hija es capaz de mantenerle a su lado, comienza realmente a manifestar unos celos desmesurados.

Toda la educación que recibió, todos los valores que había aprendido desde pequeña chocaban frontalmente con las costumbres de su esposo, al que debía fidelidad y al que amaba profundamente. Pero Felipe se había cansado de ella. Sin embargo, lejos de abandonar la relación a su suerte, siempre se mantuvo vigilante. Prueba de ello es que asistió a una fiesta en el Palacio de Gante, pese al adelantado estado de gestación de su segundo embarazo, para no dejar solo a Felipe. Tanto apuró la reina que fue en este mismo momento y en los baños de palacio donde nacería Carlos (el futuro emperador) el 24 de febrero de 1500.


(Carlos I de España, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico)

El tercer alumbramiento se produjo en 1501, viniendo al mundo una niña a la que se llamó Isabel, que sería reina de Dinamarca tras su matrimonio con Christian II.

En 1502 vuelve a tener otro brote psicótico, coincidiendo con su cuarto embarazo. Se empeña en acompañar a su esposo en su viaje, pero debido a lo avanzado de su gestación, no se lo permiten y la obligan a permanecer en Alcalá. El equipo de médicos que sus padres ponen a su servicio, dedujeron que su estado melancólico estaba motivado por su embarazo. Según los médicos Soto y Gutiérrez de Toledo:

"Algunas veces no quiere hablar, otras da muestras de estar "transportada", días y noches recostada en un almohadón, con la mirada fija en el vacío."

El 10 de marzo de 1503 nacía en Alcalá de Henares el cuarto hijo del matrimonio: Fernando, futuro Emperador de Alemania y rey de Hungría y Bohemia. Felipe partió para Flandes alegando cierto desgobierno en sus estados y Juana quedaba en Castilla. Pronto decidió acudir en compañía de su esposo, a pesar de su estado tras el parto, por lo que fue detenida por su madre.

 (Fernando, 4º hijo de Juana y Felipe, futuro emperador del Sacro Imperio Romano Germánico)

Desde ese momento se apuntó la enfermedad mental de Juana como un elemento a vigilar pues sufría de insomnio, anorexia tenía accesos de ingesta voraz, horas de inmovilismo y ataques de ira, por lo que los Reyes Católicos desearon que quedara a su lado.
Su madre debió de convencerse entonces de su enajenación, por lo que presenta ante las Cortes de Castilla un proyecto de ley por el cual, si doña Juana se encontrara incapaz para ejercer en persona las funciones reales, debería ser regente su padre don Fernando de Aragón.
La salud de la reina Isabel se deterioraba. Por recomendación médica, son separadas, ya que su relación parecía resultar dañina para ambas. 
Doña Juana es trasladada al Castillo de la Mota (Medina del Campo). Allí fue mejorando hasta que en noviembre recibe noticias de su marido. Se dispone a partir en su busca de inmediato, pero Juan de Fonseca (amigo y consejero de los Reyes Católicos) se lo impide. 

 (Castillo de la Mota)

Tras un ataque de ira y rabia, en el que dirige al de Fonseca insultos y amenazas de muerte, pasa la noche a la intemperie, a medio vestir.
Avisan a la reina, que acude a La Mota a pesar de lo avanzado de su enfermedad, probablemente un cáncer de útero, ya con metástasis. Su médicos hablan de "fístula en las partes vergoñosas e cáncer que se engendró en su natura". Ya iba con hidropesía y recios dolores en los costados.  Ni siquiera la reina pudo retenerla y finalmente Juana partiría en busca de su amado esposo.......

10 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Me fascina su blog!
Muchisimas gracias por descubrirmelo. La tematica me resulta de lo mas agradable, asi como el modo tan ameno en que usted la expone.
La persona de esta desdichada reina es imposible que no conmueva. Se trata de una de esas historias por las que siento debilidad.

Mucha suerte con su proyecto, monsieur, aunque ni la va a necesitar con la calidad de su obra.

Feliz fin de semana

bisous

Pedro de Mingo dijo...

Estimada nueva seguidora,
No puedo más que agradecer sus amables palabras siendo como soy un aprendiz en este mundo de los blogs y teniendo como tiene usted uno de los blogs de historia más interesantes que he leido.
Desde este momento tiene usted un nuevo seguidor y un nuevo amigo dentro del apasionante mundo de la Historia.

Feliz fin de semana.

Valier dijo...

Gracias por sacar a la luz estas historias, sobre las que hay tanto desconocimiento y oscuridad. De ella hicieron una pelicula interpretada magnificamente por Pilar López de Ayala. Apoyan esa teoria de que las infidelidades de su esposo motivaron su locura (con esa frase mitica de "loca... pero loca de amor" y un brillante cierre donde dice aquello de "parece que abundamos los locos en Castilla". He de volverla a ver
http://www.youtube.com/watch?v=KQGNew5yUMw

Anónimo dijo...

gracias por rescatar la historia.soy descendiente de conquistadores españoles(la parte olvidada, de sudamérica)de los garay.

Anónimo dijo...

Hola, solo quería decir que, bueno yo he entrado en ésta página para saber ¿Cuál fue la primera reina (mujer) de España. Y gracias ha ésta página, ya sé que es Juana.

Muchas gracias y que tengas muchas más visitas....
Adiós :) .

Nataly.

hadassa hudie tager dijo...

Mirando una serie de -tv en -TVE me sentí intrigada y es así que indague en vuestro blogg el cual me ofreció mucha información de estos titanes históricos, y así poder aprender mas a fondo de sus vidas y de la Historia... Gracias!!!

Anónimo dijo...

Fernando de Aragón siempre fue muy hábil en artimañas para mantener y aumentar su poder. La "locura" de su hija Juana fue una más de éstas?

Nai De Mg dijo...

guau que historia

Nai De Mg dijo...

guau que historia

Sara Santamaria dijo...

U

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...