lunes, 29 de noviembre de 2010

Las espadas del Cid, entre la Historia y la Leyenda (2ª Parte)

Los Cambios en la espada :

Como ya he comentado este arma es una obra maravillosa de metalurgia islámica, es de color oscuro, de ahí su nombre tizona. Este color se debe al orcurecimiento del acero fruto de la técnica de aquellos antiguos forjadores del Al-Andalus, la más avanzada de toda la Edad Media. Las espadas nacidas con esta técnica eran denominadas "tizones" y se empleaba una técnica singular con ellas, ya que para endurecer el acero, los herreros lo envolvían con pieles y procedían a su fundición en el horno, lo que dotaba de más carbono a la hoja y por consiguiente la hacía más dura y flexible, si bien el acero aparecía de un color oscuro característico. 

(Según el relato, Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, obligó a Alfonso VI el Bravo, rey de Castilla y León, a jurar que no había tomado parte en el asesinato de su propio hermano, el rey Sancho II de Castilla, quien fue asesinado ante los muros de la ciudad de Zamora en el año 1072 en este cuadro vemos representado el citado pasaje conocido como la Jura de Santa Gadea)
 
Posteriormente sufría una serie de calentamientos y enfriamientos repetidos (doble temple) y el uso de diferentes aleaciones de metales para darle finalmente una resistencia y elasticidad fuera de lo común, sin duda una espada de reyes. El profesor Criado, decía de la Tizona :

«Una hoja de acero compuesto, de gran flexibilidad, dureza, tenacidad y filo cortante de gran resistencia al desgaste, todo ello en un conjunto de espada tajadora útil para el combate.»
  
La polémica de la Tizona:

Un equipo de investigadores químicos con el profesor Antonio Criado a la cabeza, realizaron hace unos años un análisis metalográfico de La Tizona, llegaron a la conclusión de que se trataba de una espada musulmana forjada con la técnica que he comentado y en acero de Constantina (antigua población islámica situada cerca de la actual Sevilla) y que fue realizada en el siglo XI, justamente el siglo en que vivió el aguerrido Don Rodrigo Diaz de Vivar, por lo que era un punto muy a favor de su autenticidad.

Tras muchos siglos de calma tras las grandes batallas que protagonizó en manos su dueño original, la polémica surgiría en la época contemporánea, con el anuncio del traslado del Museo del Ejército de Madrid a Toledo. Hubo un desacuerdo entre el dueño de la espada, el marqués de Falces, y las autoridades culturales, lo que llevó a que el marqués pusiera en venta la espada.

Ésta ha sido recientemente adquirida por 1,6 millones de euros, por la Junta de Castilla y León para exponerla en la ciudad del Cid, Burgos, donde también reposan los restos de nuestro heroe junto con los de su esposa Doña Jimena. Sin embargo, el informe pericial encargado por las autoridades culturales negaba que pudiera ser considerada al 100% la Tizona del Cid, si bien se trataba de una espada de la misma época. Pero la pregunta es, si la espada se ha demostrado que es contemporanea del Cid ¿cómo se puede asegurar que es la que llevó en sus batallas casi 1000 años después?

(Sepulcros del Cid y de Doña Jimena en la Catedral de Burgos)

Todo esto no parece sino un juego entre las autoridades pues si cuando la tenían en su poder afirmaban que era la auténtica, ahora que ya no la tienen ponen en duda su autenticidad. El Patrimonio Nacional emitió un informe indicando que :
 
"no existen datos fiables para identificar esa espada como la auténtica del Cid". 

El Museo Arqueológico la describe como "falsa reliquia" y el historiador José Godoy explica que el arma es del siglo XV-XVI, con añadiduras del XIX que no coinciden con la inscripción de la auténtica Tizona.

Otros estudios de la Universidad Complutense afirman que la hoja es contemporánea del Cid, aunque la empuñadura, primero árabe y luego renacentista, se sustituyó por otra de la época de los Reyes Católicos. La hoja lleva inscritas las siguientes leyendas :

'IO SOI TISONA FUE FECHA EN LA ERA DE MILE QUARENTA' 

(En castellano antiguo, que sería 'Yo soy Tizona. Fue hecha en la era de 1040'. Sin embargo, debe ser traducido como 1002, pues 'era de mile quarenta' se refiere a 'era hispánica', que comienza en el 38 a.C.)

En la otra cara, dice en latín :

'AVE MARIA GRATIA PLENA DOMINUS TECUM'. 

(Son los tres primeros versos del Ave María: "Ave María. Llena eres de gracia. El señor es contigo".)

Ahora ya sólo queda nuestra imaginación y nuestro criterio para decidir si es o no la auténtica espada o simplemente se trata de un juego entre las autoridades. Sea como fuere, lo cierto es que fue contemporánea del gran héroe medieval español Don Rodrigo Díaz de Vivar, y que fue propiedad de muchos reyes que también consideraron que fue la espada del Cid.

(Detalle de unos relieves en el Monasterio de Silos en Burgos, podemos apreciar perfectamente el detalle de las cotas de malla, cascos, y diversas armas de los guerreros, puedes pulsar sobre la imagen para agrandarla)

Curiosidades:

» En el Cantar de Mio Cid, la Tizona tiene personalidad propia, ya que su fuerza varía según el brazo que la esgrime, aterrorizando a los adversarios indignos. Mientras la Tizona está en posesión de los infantes de Carrión, estos desdeñan su fuerza. Tras la afrenta de Corpes, el Cid recupera sus espadas y entrega la Tizona a Pedro Bermúdez para su duelo con el infante Ferrán González. Éste se declara vencido antes del combate a espada, atemorizado al ver a Pedro Bermúdez desenvainar la Tizona:

Él dexó la lança, e mano al espada metió;
cuando lo vio Ferrán González, conuvo [reconoció] a Tizón,
que antes qu'el golpe esperasse, dixo: — ¡Vençido só!

No ha terminado todo, en el próximo capítulo hablaremos de la otra espada La Colada, con una no menos agitada vida y de sus misteriosos grabados que han dado lugar a muchas teorías.....(continuará)

8 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Mire por dónde me he enterado de por qué se llamaba Tizona la espada.
Lo que no me parece serio es lo del informe, dandola por autentica cuando la tenian en su poder y cambiando la versión cuando la pierden de vista. Dice muy poco de la profesionalidad de esa gente, y al final acabamos desconfiando de todo por cosas como esa.
A mi me gusta pensar que es la autentica :)
Por que no? Es bonito imaginar que un dia el Cid blandió esa espada.

Aguardamos entonces lo que nos tiene que contar sobre la Colada.

Buenas noches

Bisous

Pedro de Mingo dijo...

Diga usted que si Madame, claro que hay que pensar que es la auténtica, yo lo pienso ciertamente, lo que no se puede demostrar es que es falsa tampoco, ni nadie podrá. Hay veces que los investigadores se parecen a Santo Tomás con esto de creer o no creer. Y si hablamos de los que afirmaban que era la auténtica y la despreciaron cuando no staba en sus manos.... qué poco profesionales.

La siguiente entrada es también interesante, no se la pierda Madame.

Un abrazo :-)

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

También yo prefiero pensar que es la auténtica. y, además, de no tener el convencimiento de ser la verdadera Tizona del Cid, ¿habría pagado tanto dinero la Junta de Castilla y León por ella?
Veremos que pasa con "La Colada", que anuncias que también ha pasado lo suyo. Un saludo.

Pedro de Mingo dijo...

Tú lo has dicho ¿se pagarían 1,6 millones de euros por una espada falsa?

Un saludo.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

Juraría haberte dejado un comentario el día que publicastes la entrada :S...

CarmenBéjar dijo...

La cantidad de especulaciones que puede generar un objte, pufff. La verdad es que no tengo autoridad para dilucidar si es o no es la espada auténtica del Cid. Si lo es, que podría por los análisis llevados a cabo, estaríamos ante una joya histórica y la mente puede volar pensando cuántas aventuras, batallas y sangre ha derramado la Tizona. Si no es así, no importa, porque sería el testimonio de la espada que fue y se ha perdido.

Saludos

Pedro de Mingo dijo...

@Carolus, me dejaste un comentario en la primera parte de esta historia, no en la segunda.
Un abrazo :-)))

@CarmenBéjar, me gusta esa forma de ver el asunto que planteas, efectivamente si no fuese la auténtica, al menos es contemporánea de la espada del Cid y ha pasado por manos de muchos reyes de España, lo que no lo quita valor alguno.

Gracias a los dos por vuestra visita :-)

Kassiopea. dijo...

Pues a mí me gustaría que fuese la auténtica. Sea como sea gran valor tiene, visto lo que se ha pagado por ella.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...