miércoles, 10 de noviembre de 2010

La primera Reina de España, Juana "La Loca" (3ª Parte)

¿ Cuál era la enfermedad de Juana ?
A partir de la repentina muerte de Felipe el Hermoso, la vida de doña Juana entró en la leyenda rodeada de una aureola romántica y enfermiza. Es muy difícil establecer un diagnóstico certero de la “enfermedad mental” de doña Juana cuando han transcurrido varios siglos tras su muerte. Bien es verdad que, estando aún en vida, existieron defensores de su cordura, achacando el “enajenamiento” a los intereses de otros para usurparle el trono.

Actualmente, existen dos hipótesis acerca de la enfermedad mental de doña Juana:
Por un lado, el doctor Vallejo-Nájera, en su libro “Locos Egregios”, refiere que: 

“Los síntomas de este episodio de doña Juana se interpretan por algunos historiadores como la única forma de rebeldía a su alcance contra la separación inducida por sus padres. Aunque el deseo de correr en pos de don Felipe, del que tuvo tan tempestuosa despedida, es vehemente y siempre reiterado, los matices del comportamiento de doña Juana encajan mucho más en un brote psicótico que en una rabieta infantil del adulto inmaduro contrariado por sus padres”.


Otros autores, como Michael Prawdin, hablan de “melancolía y congoja” o “depresión del ánimo”, que incluyen 3 gtrupos de trastornos:

1. trastornos depresivos.
2. trastornos bipolares.
3. depresión asociada a enfermedad o a abuso de sustancias tóxicas. 

Parece probable que la enfermedad de doña Juana pudiera encajar en la primera categoría, es decir, una depresión reactiva a las condiciones tan adversas en las que se desarrolló su vida. Sobre una base genética, existen factores que pueden condicionar el padecimiento de una depresión, como el estrés psicológico. La depresión es un trastorno que suele iniciarse a partir de la tercera década de la vida, y posteriormente suele recurrir a largo plazo, pudiendo cada episodio depresivo prolongarse durante meses o incluso años. 

Los síntomas se caracterizan por la tristeza, deseos de llorar, falta de interés por realizar actividades, cansancio, pérdida de energía, falta de apetito y pérdida de peso, pérdida de la líbido, pérdida de la capacidad de decisión, disminución de la capacidad de concentración, etc. Síntomas, que, sin tratamiento, pueden desembocar hacia una clínica psicótica, el suicidio o en lo que se llama “seudodemencia”, sobre todo en ancianos.

Gracias a la Doctora Raquel Monsalvo, especialista en Medicina Interna.

11 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Magnifico analisis sobre un tema que continua siendo tan debatido.
Son muchos los datos que apuntan hacia la depresion, en efecto. No hay que olvidar lo presente que estuvo esta en sus descendientes, por ejemplo en su propio hijo Carlos, que por temporadas se veía atacado por esa extraña melancolía.

Buenas noches

Bisous

Raquel dijo...

Por alusiones, muchas gracias bella Dama
Que pase usted buena noche y que sus sueños sean siempre felices

Valier dijo...

Ya que mencionas la posibilidad de que sea genetica, en la pelicula mencionan que su abuela Isabel (imagino que se referiran a la abuela materna Isabel de Portugal) tambien estaba loca. ¿sabes que hay de cierto en tal afirmación?

Pedro de Mingo dijo...

Si ya es complicado determinar la dolencia de Juana imagina la de su madre. Sin embargo creo que fue una mujer con mucha más visión política que su hija si bien es cierto que muerto su esposo Juan II, Isabel sintió tanto su pérdida que supuestamente sufrió una fuerte enajenación mental, por lo que vivió sus 42 años de viudez en el castillo de la villa de Arévalo. Determinar que fue una enfermedad como la de Juana quizás sea precipitado, ten en cuenta que una vez viuda y fuera del tablero del juego político era más bien un estorbo para sus enemigos. Sin embargo la verdad quedará oculta en la historia..... por lo menos por ahora.
Un saludo amigo.

Anónimo dijo...

Muy interesante ... felicidades a los dos !

BENI.

Pedro de Mingo dijo...

Gracias Beni, un placer tenerte por aquí.

Un abrazo :-)

Kassiopea. dijo...

Supongo que en aquella época cualquier trastorno por leve que fuera ya lo consideraban locura. Yo siempre me he inclinado a pensar que en realidad lo que tenía era algo diferente a la locura, como bien dices depresión o algo así.

Saludos.

Pedro de Mingo dijo...

Kassiopea, efectivamente en muchos casos cualquier "excusa" venia que ni pintada para apartar a alguien del poder.

Gracias por tu aportación y por hacerte seguidora de España Eterna.

Magnolia dijo...

Excelente su blog. Estoy leyendo detenidamente cada artículo publicado por usted y me apaionan sobre todo los dedicados a uno de mis personajes históricos favoritos que es la reina doña Juana de Castilla. No soy una experta en psicología ni en psiquiatría por lo que no puedo dar una opnión profesional sobre la enfermedad que pudo padecer la desdichada reina pero soy de la opinión que no era esquizofrenia sino una depresión profunda. Quizá también cabe analizar el comportamiento de su abuela Isabel de Portugal que ha pasado a la historia como " loca". ¿ La nieta y la abuela compartieron el mismo trastorno mental? ¿Depresión o locura?

Un abrazo, seguiré leyéndote

Pedro de Mingo dijo...

Magnolia, bienvenida a España Eterna y gracias por tu comentario. Efectivamente pienso como usted en el sentido de que creo que estos trastornos se debieron más a profundas depresiones. Sin embargo eso quizás nunca se sepa.

Un abrazo amiga :-)

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el blog. Gracias por compartirlo.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...